Buenos Aires. Una niña argentina consiguió el aval de la Justicia para "divorciarse" de su madre, a quien había denunciado por maltratos, publicó hoy la prensa local.

La decisión fue adoptada por la Cámara de Apelaciones, un Tribunal de Segunda Instancia de la ciudad de Trelew, en la sureña provincia de Chubut, que autorizó a una menor de 14 años a no convivir con su madre.

La Cámara "le permitió adoptar la casa de su tía abuela como hogar sustituto, en un fallo enmarcado en el nuevo Código Civil y Comercial", dijo el diario Tiempo Argentino.

El presidente del tribunal, el experto en derecho civil Marcelo López Mesa, admitió que se trata de un fallo "original", revocatorio de otro de primera instancia que había autorizado a la chica a permanecer tres meses en la casa de su tía, aunque le ordenaba coordinar encuentros con la madre para retornar al hogar, es decir, obligándola a una "revinculación".

"Ante esa decisión, la menor solicitó por su cuenta la asistencia de una 'abogada del niño' para que la patrocinara y llevara el caso a la Cámara de Apelaciones", dijo el medio bonaerense.

Ese tribunal decidió que "no se obligará a la menor a tener contacto con su madre, en tanto persistan las situaciones que puedan exponerla a una situación de peligro físico o de malestar anímico. Si la adolescente no está plenamente de acuerdo con tener contacto materno, no se la forzará a ello", sostuvieron los magistrados.

"Será la menor quien, en uso de su capacidad progresiva y acompañada por su psicóloga tratante, determinará el momento en que se encuentre preparada para retornar al hogar materno", expresó el fallo.