Oslo. El Nobel de la Paz 2011 podría reconocer a los activistas que ayudaron a desatar la oleada revolucionaria que se extendió por el norte de Africa y Oriente Medio durante la Primavera Arabe.

Wael Ghonim, un activista de internet egipcio y ejecutivo de Google; Israa Abdel Fattah, uno de los fundadores del egipcio Movimiento de la Juventud 6 de Abril, y el bloguero tunecino Ben Lina Mhenni podrían estar entre los aspirantes al galardón cuando éste se anuncie el 7 de octubre.

"Mi fuerte sentido es que esta comisión (del Nobel) y su líder quieren reflejar los principales temas internacionales, descritos en una definición amplia de la paz", dijo a Reuters Jan Egeland, ex viceministro de Relaciones Exteriores de Noruega.

"Siguiendo esa lógica, será la Primavera Arabe este año. Nada se compara al que fue un momento decisivo de nuestro tiempo", agregó.

Un récord de 241 candidatos, de los cuales 53 son organizaciones, han sido nominados para el premio este año, que entrega una suma en dinero de 10 millones de coronas (1,5 millones de dólares). La comisión de cinco personas se reunirá por última vez el 30 de septiembre.

Una serie de manifestaciones y protestas ocurridas en el 2011, en las cuales han participado cientos de miles de personas, han desafiado el control del poder de los gobernantes autocráticos en todo el mundo árabe.

El líder tunecino Zine al-Abidine Ben Ali, el egipcio Hosni Mubarak y el libio Muammar Gaddafi fueron derrocados, mientras que movimientos de oposición en Siria y Yemen, entre otros países, están tratando de producir un cambio político.

"La Primavera Arabe va a ser muy importante en la agenda de las deliberaciones internas de la comisión", dijo a Reuters Kristian Berg Harpviken, director del Instituto de Investigación para la Paz de Oslo.

"Lo que ha sido muy claro en la actual comisión (...) es que realmente quiere hablar de temas de actualidad", agregó.

El secretario de la comisión dijo que hay "algunos" candidatos vinculados a la primavera árabe entre los nominados de este año, pero se negó a nombrarlos.

Entre los nominados más conocidos para el premio en 2011 están WikiLeaks y su líder Julian Assange, el israelí Daniel Barenboim, el defensor de derechos humanos afgano Sima Samar, la Unión Europea y el ex canciller alemán Helmut Kohl.

También entre los nominados están el disidente cubano Oswaldo Payá Sardiñas y el grupo pro derechos humanos ruso Memorial y su fundadora, Svetlana Gannushkina.

En los dos últimos años el premio ha sido concedido al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al disidente chino Liu Xiaobo, una decisión que enfureció a Pekín.