Cartagena, Colombia. La candidata a la presidencia de Colombia y ex ministra de Relaciones Exteriores, Noemí Sanin de Rubio, convocó a Estados Unidos a ser "más amplio y coherente" en su política hacia América Latina, y a no centrarse demasiado en los derechos humanos.

"Tenemos problemas en el ámbito de los derechos humanos, pero hemos progresado", comentó Sanin en la asamblea del World Economic Forum sobre América Latina.

Mencionó que los Estados Unidos y Colombia firmaron un acuerdo de libre comercio en noviembre de 2006, pero que todavía no ha sido aprobado por el Congreso estadounidense.

"Deben cooperar con nosotros, en lugar de impedir la implementación del acuerdo de libre comercio", sostuvo Sanin.

El gobierno de Obama "intentará obtener la ratificación del acuerdo de libre comercio", respondió Arturo Valenzuela, Secretario de Estado Adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental (EE. UU.).

“Estados Unidos no está descuidando a América Latina”, agregó, “sino que está apuntando a una larga lista de iniciativas sobre una amplia variedad de asuntos en América Latina”.

"No estamos ausentes de la región", declaró Valenzuela. "Le damos mucha importancia a nuestra cooperación con Colombia y otros países".

Durante la asamblea, los panelistas debatieron sobre la eficacia de la Organización de los Estados Americanos (OEA). "Hay un problema de falta de acción o de percepción de falta de acción", comentó Moisés Naím, editor en jefe de la revista Foreign Policy.

"El problema que enfrentamos es que la OEA actúa cuando los presidentes tienen problemas con su pueblo", agregó Ricardo Hausmann, Director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Universidad de Harvard, en referencia a la suspensión de la membresía de Honduras de la OEA, después del golpe de Estado del año pasado.

“LA OEA es eficaz para defender los derechos humanos”, se defendió José Miguel Insulza, Secretario General de la organización. “LA OEA trabaja para establecer normas”, agregó.

“América Latina es una región de gran diversidad”, comentó Insulza. "Ceder la soberanía en cuanto a los asuntos políticos es algo que no hemos logrado y que, probablemente, no lograremos en el futuro".