Pasar al contenido principal
Nuevas huelgas por pensiones suman presión a Sarkozy en Francia
Domingo, Octubre 17, 2010 - 16:25

Las nuevas acciones de los camioneros y empleados ferroviarios siguen a las huelgas de los trabajadores de refinerías y la amenaza de más marchas para forzar a Sarkozy a eliminar la reforma antes de su votación en el Senado, por lo que el mandatario se enfrenta a una difícil semana.

París. Los camioneros franceses dijeron que planeanbloquear caminos clave desde la tarde del domingo y los sindicatos detrenes anunciaron nuevas huelgas el lunes, aumentando la presión sobreel presidente Nicolas Sarkozy por su impopular reforma del sistema depensiones.

Las nuevas acciones de los camionerosy empleados ferroviarios siguen a las huelgas de los trabajadores derefinerías y la amenaza de más marchas para forzar a Sarkozy a eliminarla reforma antes de su votación en el Senado, por lo que el mandatariose enfrenta a una difícil semana.

Sarkozyprometió no ceder durante los meses de oposición a su plan de elevar laedad de jubilación para disminuir un creciente déficit en el sistema depensiones. Los poderosos sindicatos, que tienen un historial deaplastar reformas impopulares, prometieron seguir en su cruzada.

"Sino hacemos nada (...) el sistema explotará", dijo el ministro delInterior Brice Hortefeux a la emisora de televisión LCI, mientras elGobierno mantenía su llamado a un público que se siente injustamentecastigado por las fallas en el sistema de seguridad social.

Lasgasolineras se están secando, los camioneros anunciaron el bloqueo decaminos desde la noche del domingo y tras un día en paro los sindicatosde trenes acordaron nuevas huelgas el lunes que podrían detener dostercios de los trenes regulares, además de la mitad de los serviciosdel expreso TGV.

Se llamó a una nueva marchanacional el martes contra la reforma de pensiones, que elevaría lasedades mínima y total de retiro dos años a 62 y 67 respectivamente,poniendo a prueba la determinación de Sarkozy.

"Elderecho a huelga no es el derecho a evitar el acceso a los depósitos decombustible. Este es un acto ilegal", dijo el primer ministro FrancoisFillon en TF1.

"No dejaré que este país seabloqueado. No dejaré que la economía francesa se ahogue por un bloqueoa los suministros de combustible", agregó.

Cierre de gasolineras. Losautomovilistas que se apresuraron a comprar combustible dejaron sinreservas a estaciones de gasolina de todo el país, pese a que muchasesperaban nuevas entregas para el lunes. La petrolera Total dijo que350 a 400 de sus gasolineras sufrían problemas de suministro.

Elgrupo de cabildeo de la industria petrolera UFIP advirtió que lashuelgas registradas desde el martes en las 12 refinerías de Franciapodrían causar graves problemas de suministro para mediados de semana,lo que podría obligar al Gobierno a utilizar sus reservas de emergencia.

Eldomingo, en París, las estaciones de gasolina cerradas colgaronletreros con el mensaje "Combustible Agotado". Se reportó que otraselevaron los precios del producto restante. La ministra de Economía,Christine Lagarde, dijo que cualquiera que inflara sus precios seríacastigado.

Una escasez podría afectar altransporte con mayor severidad si los camioneros logran bloquear lascarreteras el domingo y el lunes, deteniendo el paso de los camionescisterna con combustible.

El ministro delTransporte, Dominique Bussereau, disipó los temores de que elaeropuerto internacional Roissy Charles de Gaulle se quede sincombustible en las próximas 48 horas y afirmó el domingo a la radioEurope 1 que el oleoducto que lo abastece volvió a funcionar.

Autores

Reuters