México DF. Al menos 26 cadáveres fueron hallados el jueves en una zona céntrica de la occidental ciudad de Guadalajara, la segunda mayor de México, en una nueva escalada de violencia en la costa Pacífico, donde opera el capo narco Joaquín "el Chapo" Guzmán.

Los cuerpos, algunos de ellos semidesnudos y atados de pies y manos, estaban en el interior de tres camionetas estacionadas en las inmediaciones de la glorieta Arcos de Milenio, un lugar emblemático de la populosa capital del estado de Jalisco.

Un funcionario de la delegación de la fiscalía general en Jalisco dijo a Reuters que el número de cadáveres aumentó a 26, desde la anterior cifra de entre 20 y 23.

Al parecer todos o la mayoría de los cuerpos tenían disparos en la cabeza, dijo una fuente de la fiscalía estatal.

El hallazgo ocurrió cerca de una zona residencial y a menos de un kilómetro del auditorio donde se realizará a partir del sábado la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), la más importante de habla hispana donde cada año participan célebres escritores e intelectuales.

Canales de televisión mostraron los momentos en que autoridades bloquearon el tránsito vehicular en una congestionada avenida donde estaban estacionadas las camionetas, mientras policías y soldados vigilaban la zona.

"Estoy consternado e indignado por el hallazgo de esta mañana en GDL. Pedí que de inmediato se investigue y se informe a los ciudadanos", escribió el gobernador de Jalisco, Emilio González, en su cuenta de Twitter.

Guadalajara, hogar de la música del mariachi mexicano y el tequila y recientemente sede de los Juegos Panamericanos, es escenario de una pugna del poderoso cártel de Sinaloa, que dirige Guzmán, contra la violenta banda de los Zetas y otras organizaciones criminales.

ADVERTENCIAS Y VENGANZAS

En el exterior de una de las camionetas fue encontrada una manta firmada por el grupo delictivo de los Zetas y estaría dirigida a Guzmán, según algunos medios locales.

Hace dos meses 35 cuerpos fueran arrojados en una avenida céntrica de Boca del Río, municipio aledaño al puerto de Veracruz e importante centro turístico en el Golfo de México.

Autoridades dijeron que detrás de la matanza en Boca del Río estaría el cártel de Jalisco Nueva Generación, vinculado con Guzmán, que se diputa el territorio con los Zetas.

Hasta hace pocos meses Guadalajara no había visto asesinatos masivos, decapitaciones o tiroteos desde vehículos en marcha.

El consulado de Estados Unidos en Guadalajara advirtió en febrero sobre un "marcado crecimiento de la actividad criminal". Prohibió a funcionarios estadounidenses viajar de noche entre la ciudad y su principal aeropuerto, y pidió a visitantes estadounidenses hacer lo mismo.

El hallazgo del jueves forma parte de una escalada de violencia en estados del occidente de México.

El miércoles, al menos 26 personas fueron asesinadas en el estado de Sinaloa, cuna del cártel del mismo nombre. Entre los cuerpos, 16 fueron hallados calcinados dentro de vehículos en la ciudad de Culiacán, la capital estatal, tres de ellos eran policías.

"Son miembros del crimen organizado enfrentados, peleando por las plazas, puede ser que en alguna zona del país cometan un agravio y que luego se cobren esa factura en otro estado", dijo el gobernador de Sinaloa, Mario López.

México es víctima de la brutal violencia de los cárteles de la droga, que ha cobrado la vida de más de 45.000 personas desde finales del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una campaña militar frontal contra el narcotráfico.