Lima, Andina. La nueva Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2012-2016 contempla la reducción de los cultivos de hoja de coca y la mejora de las poblaciones de las cuencas cocaleras, afirmó la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

El titular de este organismo, Ricardo Soberón, precisó que el nuevo plan tiene la meta de reducir en 20%, es decir, de 60.100 a 48.000 hectáreas, el área cultivada de hoja de coca en el país, como parte de la lucha contra el narcotráfico.

Explicó que el plan, elaborado por Devida y entregado al Consejo de Ministros para su aprobación, estima mejorar en 10% el índice de desarrollo humano en las poblaciones de las cuencas cocaleras, gracias al apoyo social del Estado y los cultivos alternativos.

Mencionó que en los tres primeros años se espera reducir la tendencia de crecimiento del área cultivada, que llega a 6% anual, y en los dos últimos años, su reducción en 10% anual, es decir, 20% en el bienio 2015-2016.

“Nos parece una cifra razonable, equitativa en relación a los recursos disponibles, y que puede ser mostrada al mundo”, remarcó.

Según Soberón, la diferencia de este plan con los elaborados por los gobiernos anteriores, es que ahora “sí existe una voluntad política y no un simple discurso”, que se demuestra en mayores recursos, y una política integral en el tema.

“Después de 30 años de fracasos, se requiere de una política que permita garantizar eficacia entre los pocos recursos que se asignan y la magnitud del problema del narcotráfico”, subrayó, tras opinar que los anteriores gobiernos no abordaron los problemas estructurales en la lucha contra las drogas.

De otro lado, el titular de Devida descartó que Loreto se haya convertido en la región con mayor producción de hoja de coca, y dijo que la cifra de 40 mil hectáreas dadas este fin de semana no tiene base científica.

“Descarto que esa cifra tenga algún asidero científico, todos los informes de Naciones Unidas y otros países señalan que la amazonía peruana y particularmente Loreto, no tendrían más de 3 mil hectáreas”, anotó.

Más adelante, mencionó que la semana pasada se terminó de elaborar en la Cancillería el nuevo plan de cooperación entre Perú y Colombia, precisamente para el control de la frontera común.

Soberón fue el orador principal en la reunión de expertos y autoridades de Inteligencia antidrogas, inaugurada hoy, y donde participan especialistas de Estados Unidos, Colombia, México, Reino Unido, Francia y Guatemala.

Al respecto, adelantó que el tema de la inteligencia será una pieza clave en la nueva estrategia antidrogas, pues señaló que los golpes más importantes contra el narcotráfico son consecuencia de este aporte.

Agregó que el Observatorio peruano de drogas, que puede ser apreciado en la página institucional de Devida, busca contar con información muy clara en temas como áreas cultivadas, densidad de cultivos, índices de consumo, entre otros rubros que requieren las autoridades.