Tokio, Andina. El número de muertos por el terremoto y posterior tsunami en Japón alcanzó 12.009 personas, mientras 15.472 personas se encuentran desaparecidas, comunicaron este domingo fuentes policiales citadas por la agencia Kyodo.

Al mismo tiempo, la operadora de la averiada central nuclear Fukushima-1, Tepco, reportó el hallazgo de los cuerpos sin vida de dos trabajadores de la planta atómica, que desaparecieron el 11 de marzo.

Asimismo, los fallecidos operarios se convirtieron en primeras víctimas mortales en la instalación nuclear que murieron a consecuencia del cataclismo natural, consigna el cable de la agencia RIA Novosti.

Mientras, continúan las labores para sellar la fuga de agua radiactiva en el Océano Pacífico que se filtra a través de las grietas en la accidentada central nuclear.

El terremoto de nueve grados de magnitud y el tsunami que le siguió el 11 de marzo arrasaron la costa nordeste de Japón y dejaron fuera de servicio los sistemas de refrigeración en las centrales nucleares de Fukushima-1 y Fukushima-2.

Como consecuencia, se produjeron explosiones en varios reactores ocasionando emisiones radiactivas.

Las autoridades evacuaron a la población en un radio de 20 kilómetros en torno a las plantas y prohibieron los vuelos en un perímetro de 30 kilómetros.

Poco después se reportó la contaminación radiactiva del aire, el agua potable y los productos alimenticios.