Río de Janeiro. El número de extranjeros residentes en Brasil cayó 15,4% en una década, dijo este miércoles el gobierno con base en el Censo de Población de 2010.

Los datos revelan que de los 510.068 extranjeros que vivían en Brasil en 2000, la cifra cayó a 431.319 en 2010.

De igual forma, el número de personas nacidas fuera del país (contando extranjeros y naturalizados brasileños) también bajó, al pasar de 683.830 en 2000 a 592.569 personas en 2010.

El estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) dijo que la mayoría (66,4%) tenía como residencia el sureste de Brasil.

Los números divulgados hoy certifican la disminución de extranjeros en Brasil las últimas décadas.

De acuerdo al IBGE, la migración más fuerte a Brasil se registró en la década de los 50, aunque disminuyó luego en forma paulatina.

En 1970, por ejemplo, había 1.082.745 extranjeros registrados en el país, en 1980 había 912.848 y en 1991 había legalmente 606.636 foráneos residentes en Brasil.

El 53,6% de los extranjeros que vivían en Brasil en 2010 eran hombres. El IBGE no reveló de qué país procedían los inmigrantes en Brasil.

Del total de extranjeros residentes en el país en 2010, el 84% (431.319) eran extranjeros y el 26% (161.250) habían adquirido la ciudadanía brasileña.

Casi todos ellos (el 97%) residen en zonas urbanas, mientras que apenas el 3% lo hacía en núcleos rurales.

Los estados que albergan a más población foránea en Brasil son Sao Paulo, Río de Janeiro, Paraná, Rio Grande do Sul y Minas Gerais, todos ellos en la parte sureste del país.

El IBGE indicó que en los últimos años hubo un importante flujo de brasileños naturalizados y extranjeros que llegaron al país procedentes de Estados Unidos y Japón, dos de los principales destinos de los brasileños para vivir en el exterior.

Entre las personas que no vivían en Brasil en 2005 y que han fijado su residencia en el país sudamericano en 2010, el 19,4% vivía antes en los Estados Unidos y el 15,3% en Japón.

Además, se registró una migración reciente de ciudadanos procedentes de Paraguay, Bolivia, Portugal y Reino Unido.

Incluso entre los inmigrantes brasileños que regresaron a su país en la última década (298.882), la mayoría lo hizo desde Estados Unidos (21,46% del total), Japón (18%), Portugal (8,9%), Paraguay (8,8%) e Italia (4,7%).