Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó este sábado el tiroteo en un cine de Colorado como un recordatorio de que la vida es frágil y prometió que el gobierno federal se mantendría firme al buscar justicia para el responsable de un "crimen atroz".

Obama alteró sus actividades de campaña en Florida este viernes y regresó a Washington después de que un hombre asesinó a tiros a 12 personas e hirió a 59 durante una exhibición a medianoche de la última cinta de Batman en Aurora, Colorado, un suburbio de Denver.

"Incluso aunque lleguemos a saber cómo es que ocurrió esto y quién es el responsable, quizás nunca podremos entender qué es lo que lleva a alguien a aterrorizar a otros seres humanos", dijo Obama en su discurso semanal por radio e internet.

"Ese nivel de maldad no tiene sentido, va más allá de la razón", manifestó el presidente demócrata.

La policía detuvo este viernes a James Eagan Holmes, de 24 años, en un estacionamiento situado detrás del cine. Se espera que comparezca por primera vez ante una corte este lunes.

El tiroteo evocó recuerdos de la masacre de 1999 en la escuela secundaria Columbine de Littleton, también un suburbio de Denver.

Obama dijo que el gobierno federal estaba dispuesto a hacer todo lo necesario a fin "de llevar ante la justicia a quien quiera sea el responsable por este crimen atroz".

"Y si existe algo que se pueda sacar de esta tragedia, es un recordatorio de que la vida es frágil. Nuestro tiempo aquí es limitado y precioso", dijo el mandatario.

El presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, John Boehner, emitió declaraciones similares a las de Obama durante el discurso semanal republicano.

"Sé que cuando nos enfrentamos a la maldad no podemos comprenderla, los estadounidenses se unen como una familia nacional de forma más estrecha", declaró.

"Nos sumamos al presidente Obama al enviar nuestras condolencias y oraciones a los seres queridos de quienes murieron y fueron heridos. Y decimos 'gracias a Dios' por la policía, que respondió primero, por los médicos y enfermeras y por los esfuerzos heroicos que salvaron vidas", agregó.