Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condena la violencia en Libia, dijo el miércoles un portavoz de la Casa Blanca, quien destacó que Washington está trabajando con la ONU en la revisión de varias opciones, incluyendo posibles sanciones al país africano.

"Continuamos trabajando con la ONU", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en un resumen diario. "Hay muchas opciones bajo revisión: sanciones, otras opciones".

Carney dijo el pueblo de Libia debe decidir quien es su líder y agregó que Obama "condena fuertemente" la violencia.

Obama se reunirá con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, más tarde el miércoles y hará declaraciones en el día o el jueves, dijo Carney. Serían los primeros comentarios públicos de Obama sobre la situación en Libia.

"El está ... extremadamente preocupado y alarmado por la terrible violencia y derramamiento de sangre que ha ocurrido en Libia y dejará eso en claro", dijo Carney.