Quito. La alarma se ha despertado después de que el ministerio de salud pública (MSP) confirmara en la tarde de  este lunes, el fallecimiento de ocho personas a causa de la influenza AH1N1.

Las autoridades sanitarias pudieron demostrar que ocho de las diez personas fallecidas por enfermedades respiratorias agudas lo hicieron a causa de este virus.

"Hay un aumento de casos de influenza, de gripe, pero es un aumento dentro de lo esperado", explicó el director de nacional de epidemiología, Juan Moreira, según informó La hora.

Esta institución tomó, adicionalmente, 467 muestras aleatorias en centros de salud públicos las cuales arrojaron 35 casos positivos.

La preocupación por este tipo de rebrote surge con fuerza después de que el pasado mes de diciembre se decretara la alerta sanitaria en la zona norteña de Imbadura, debido a la presencia de casos de influenza A y AH1N1.

Moreira añadió que se iniciará una campaña de inmunización entre personas mayores de 65 años y menores de cinco. La vacuna protegerá a la población de los virus de la influenza AH1N1 y de otras influenzas estacionales.