La Paz. La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de Bolivia, Marianela Paco (MAS) ratificó que "vamos a ingresar al debate de una ley que pueda regular a los medios".

Consultada si la ley de Imprenta —vigente desde el 19 de enero de 1925— será derogada, Paco respondió: "Claro, porque la imprenta es un componente más dentro de la gama de medios de comunicación que tenemos", afirma el diario La Razón.

El viernes, Paco había afirmado que la decisión de discutir un proyecto de ley para "regular a los medios" es oficial y que uno de los criterios a introducir en la futura norma será la obligatoriedad de priorizar los contenidos educativos.

"Vamos a analizar junto con la población boliviana qué rol han jugado los medios y qué tipo de medios queremos", manifestó.
Según la diputada, "es una ley de Imprenta obsoleta. Ahora hablamos de medios de comunicación con nuevas tecnologías, desde el título se tiene que adecuar".

El Artículo 107 de la Constitución Política del Estado, señala que los principios de veracidad y responsabilidad en los medios "se ejercerán mediante las normas de ética y autorregulación de las organizaciones de periodistas y medios de comunicación y su ley".

Ante la pregunta de si  la futura ley de regulación de medios incluye la figura de la autorregulación, la diputada aseguró: "Existe, pero esa autorregulación no significa anarquía unilateral (...) El Estado como responsable de su país debe intervenir en la autorregulación".

El partido oficialista boliviano planea debatir el proyecto de ley luego de que la Asamblea Legislativa Plurinacional apruebe la ley contra el Racismo y la Discriminación, avalada ya por la Cámara Baja.

Esa norma prevé sanciones económicas y la suspensión de la licencia de funcionamiento a medios, que "autoricen y publiquen ideas racistas". Dispone  sanciones penales para los responsables de conductas de ese tipo.

"Veremos qué dice el pueblo boliviano", indicó Paco al ser consultada si la posible norma regulatoria incluirá además sanciones penales como la privación de libertad para los periodistas.

Por su parte, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) recordó que la Constitución Política del Estado (CPE) reconoce tanto la ley de Imprenta como el principio de autorregulación que rige al sector.

"La Constitución dice que los medios de comunicación y los periodistas deberán regirse por sus órganos de autorregulación y su ley. En este caso, entendemos que se refiere a la actual ley de Imprenta", afirmó el director ejecutivo de la ANP, Juan Javier Zeballos.

La norma sectorial, agregó, es reconocida no sólo por la ANP sino por el resto de las organizaciones periodísticas.
Con relación al proyecto de ley para regular a los medios, que el oficialismo prevé discutir, Zeballos indicó que "no podemos dar una opinión hasta no conocer el proyecto".