Bogotá. El ministro de Defensa, Rodrigo Rivera Salazar, dijo que el presidente de la República le pidió al alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, que realice un consejo de seguridad distrital para analizar la situación y tomar las medidas adicionales a que sean necesarias.

Señaló que, aunque no se ha establecido el monto, cualquier información "que nos ayude a establecer los hechos entran dentro del marco del pago de recompensas que tienen nuestras autoridades".

"Invitamos a todos los ciudadanos a que informen porque este atentado no es contra la Policía, no es contra nuestras fuerzas militares, es contra toda la sociedad colombiana y somos todos los colombianos los que tenemos que reaccionar", dijo enfático.

Rivera Salazar comentó que el comandante de la Policía, general Óscar Naranjo, se encargará personalmente de coordinar las tareas de reforzamiento de la seguridad y las investigaciones posteriores a este hecho para llegar a los responsables del atentado.

El Alcalde de Bogotá dijo que lo más probable es que se hayan utilizado unos 50 kilos de anfo para hacer explotar el vehículo.

"Esto es sólo una trampa más del terrorismo, pero no nos dejaremos amedrentar", puntualizó el ministro de Defensa.

Coche bomba en Neiva. El Alcalde de Bogotá dijo que lo más probable es que se hayan utilizado unos 50 kilos de anfo para hacer explotar el vehículo y convocó a un consejo de seguridad extraordinario para tomar las medidas respectivas.

Aseguró que hasta el momento se desconoce contra quién fue dirigido el atentado.

Por otras parte, el ministro de Defensa dijo que no se descarta que el carro bomba que explotó esté relacionado con el que se desactivó el pasado miércoles en la ciudad de Neiva.

Este miércoles, unidades antiexplosivos de la Policía y el Ejército desactivaron un carro bomba el oriente de Neiva. Al parecer, una persona que llegó desde Caquetá lo dejó abandonado en la tarde.

Al respecto, el coronel Flavio Mesa, comandante de Policía del Huila, dijo que la situación ya está controlada y que el artefacto explosivo estaba oculto entre unas hortalizas.

Los hechos se registraron en inmediaciones de un CAI, en un sector conocido con el nombre de Las Palmas.