Asunción (Andina). El jefe de Estado, Ollanta Humala Tasso, hizo este viernes un llamado a la calma a la población por el sismo que remeció esta tarde el sureño departamento de Ica, e indicó que, según las primeras informaciones recibidas, no habría consecuencias graves.

“Quiero pedir la calma, que la gente esté tranquila, pues tenemos allí unidades de ingeniería que van a reparar lo que haya que reparar de inmediato”, añadió en declaraciones a periodistas a su llegada a Asunción, donde participará en la XXI Cumbre Iberoamericana.

El sismo, de 6,7 grados de magnitud en la escala de Richter, sacudió esta tarde el sureño departamento de Ica, y fue percibido en varias localidades del país, informó  el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

“Los terremotos son algo que no podemos predecir, pero tenemos Defensa Civil en Ica, batallones de ingeniería en Pisco y en Chincha, y que ya están trabajando en la remoción de escombros de lo ocurrido el 2007”, añadió el jefe de Estado

En Pisco y Chincha trabajan los batallones de ingeniería militar, removiendo los escombros que dejó el terremoto de agosto de 2007, que en ese entonces ocasionó cerca de 600 víctimas mortales, miles de damnificados, e ingentes daños a la infraestructura pública y privada.

El Mandatario manifestó que si a consecuencia del sismo de hoy se haya producido algún derrumbe, “se van a tomar cartas en el asunto rápidamente”.

“Hemos tomado la información de que no hay consecuencias graves, es la primera información, de darse algo más grave sí tendría que regresar al país, pero mientras no haya eso vamos a continuar nuestra agenda aquí en Paraguay”, añadió.

El gobernante peruano señaló que su presencia en la Cumbre Iberoamericana y la de la Unión de Naciones Suramericanas busca consolidar ambos espacios de integración.

“En la Cumbre Iberoamericana vamos a llevar una agenda concreta y tenemos ahora reuniones con los jefes de gobierno de Portugal y España”, precisó.