Pekin. El representante en China de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este miércoles que no hay pruebas de que la radiación de la planta nuclear de Fukushima en Japón vaya a extenderse internacionalmente de forma significativa.

"A la Organización Mundial de la Salud le gustaría garantizar a los gobiernos y a la opinión pública que no hay pruebas en este momento de que vaya a producirse una extensión internacional significativa desde la planta nuclear", dijo Michael O'Leary, representante de la OMS en China, en un comunicado.

"Han estado circulando rumores por mensaje de texto y otros medios de una amenaza de radiación que se extiende por Asia y más allá desde las plantas nucleares afectadas en Japón", añadió.

"Animo a gobiernos y ciudadanos a dar pasos para atajar los rumores, que son dañinos para la moral pública", añadió.