El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas designó el viernes un equipo de expertos internacionales para investigar un asalto de comandos israelíes en mayo a una flotilla de ayuda que se dirigía a Gaza y pidió cooperación a las partes.

El equipo comprende tres expertos internacionales: Sir Desmond de Silva (Gran Bretaña), Karl Hudson-Phillips (Trinidad y Tobago) y Mary Shanthi Dairiam (Malasia), informó un comunicado de Naciones Unidas.

El foro de 47 miembros votó el mes pasado por establecer una investigación para examinar lo que llamó violaciones de la ley internacional en el ataque de Israel, que causó la muerte de nueve activistas turcos pro-palestinos.

"La experticia, independencia e imparcialidad de los miembros de la misión estarán dirigidas a aclarar los eventos ocurridos ese día y su legalidad", dijo el embajador de Tailandia Sihasak Phuangketkeow, actual presidente del panel de la ONU.

"Llamamos a las partes a cooperar por completo con la misión y esperamos que ésta contribuya a la paz en la región y la justicia para las víctimas", indicó.

La marina israelí abordó a barcos de la flotilla el 31 de mayo, matando a ocho turcos y un turco-estadounidense.

Israel ha señalado que sus comandos actuaron en defensa propia y ha rechazado los pedidos para que se realice una investigación internacional sobre la redada.

Sin embargo, Pakistán y Sudán lideraron una iniciativa de países musulmanes en el Consejo de Derechos Humanos, donde cuentan con una mayoría, a fin de condenar la redada y exigir "una total responsabilidad e investigaciones independientes y creíbles".

Está previsto que el equipo de la ONU viaje a Israel, Turquía y Gaza en agosto para entrevistar a testigos, a fin de reunir información antes de reportarse ante del consejo en septiembre. El panel iniciará una sesión de tres semanas en Ginebra el 12 de septiembre.

No estaba claro si Israel -que tiene una larga historia de rechazar pesquisas de la ONU por considerarlas parciales- cooperaría con la iniciativa y permitiría la visita del equipo de expertos, de acuerdo a fuentes de Naciones Unidas.

Una investigación militar separada en Israel, cuyos resultados fueron revelados el 12 de julio, halló errores de inteligencia y operacionales en la redada, pero justificó el uso de fuerza de sus comandos.