Abotabad. El líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, murió este domingo en una operación conducida por Estados Unidos que involucró helicópteros y soldados en una ciudad ubicada a menos de dos horas de Islamabad.

Esto pone a los funcionarios pakistaníes bajo presión para explicar cómo él pudo vivir tan cerca de la capital pakistaní.

Responsables dijeron que Bin Laden murió dentro de una mansión cerca de una academia de entrenamiento del Ejército pakistaní en la ciudad de Abbotabad.

El archirival de Pakistán, India, comentó rápidamente la situación, diciendo que la noticia subraya su "inquietud de que terroristas que pertenecen a diferentes organizaciones encuentren santuario en Pakistán".

Un fotógrafo de Reuters en la localidad de Abbotabad, ubicada en un valle al norte de Islamabad, dijo que la policía había bloqueado el camino que conduce al área donde ocurrió la incursión nocturna.

"Luego de la medianoche, una gran cantidad de comandos rodearon el complejo. Tres helicópteros sobrevolaron el área. De pronto hubo disparos desde tierra hacia los helicópteros", dijo Nasir Khan,  un residente de la localidad.

"Hubo intensos disparos y entonces vi caer uno de los helicópteros", dijo Khan, quien observó la dramática escena desde su techo.

Funcionarios de seguridad pakistaníes dijeron que la operación, que se llevó a cabo cerca de la 01.30 hora local, involucró tanto helicópteros como tropas de tierra.

Un helicóptero militar pakistaní se estrelló cerca de Abbotabad este domingo en la noche, dejando un muerto y dos heridos, de acuerdo a medios locales.

No quedó claro si el accidente estuvo relacionado con la muerte de Bin Laden, pero testigos reportaron disparos y fuego de armamento pesado antes de que una de las naves se estrellara cerca de la academia militar.

La cadena de televisión Express 24/7 mostró una imagen de lo que describió era Bin Laden baleado en la cabeza, con su boca congelada en una mueca.