Santiago. Los trabajos para rescatar a los 33 mineros que permanecen atrapados en el norte de Chile han requerido una inversión de casi US$3 millones, cálculo que sólo considera el uso de maquinarias e insumos, pues si se incluye el gasto que implica la nueva perforadora Raise Borer Strata 950, la cifra sube a alrededor de US$10 millones.

Sin embargo, son valores menores a los estimados por la empresa cuprífera estatal Codelco, que fijaba el costo en unos US$ 20 millones, señaló La Tercera.

De los trabajos efectuados, el más costoso es el de sondaje, pues la perforación de un metro con las sondas de aire reverso cuesta entre US$ 100 y US$ 150 y hay seis máquinas trabajando en ello y se han excavado siete mil 200 metros.

En tanto, el costo de la nueva máquina que trabajará en el rescate bordearía entre los US$3 millones y US$5 millones.

Hasta ahora los gastos de lo que sería el mayor rescate en la historia mundial de la minería los ha asumido el Estado y los privados que están colaborando, sin embargo el gobierno ha señalado que la empresa San Esteban, dueña de la mina San José, deberá asumir el costo final de la operación.

Preparación psicológica para los mineros. Mientras, los 33 mineros que este miércoles cumplieron 20 días atrapados bajo tierra en el norte de Chile recibían líquidos, alimentos y medicinas, que podrían incluir antidepresivos, para ayudarlos a soportar una espera de al menos tres meses antes de poder ser rescatados.

Tras la euforia que siguió a su milagroso hallazgo el domingo y que conmocionó al mundo, socorristas trabajaban aceleradamente en la instalación de una gran máquina que recién el fin de semana comenzaría a perforar un ducto que le permita sacar los mineros que están a 700 metros de profundidad.

"Nosotros anticipamos que después de la euforia producida por el reencuentro, el contacto del día domingo, lo más probable es que nos enfrentemos a un período de depresión, de angustia, de decaimiento, que estamos preparando", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

"Estamos preparando fármacos para ello. Pero sería ingenuo pensar que ellos van a ser capaces de mantener este tremendo ánimo que nos han mostrado durante este tan largo período de tiempo", agregó.

Ante este escenario, las autoridades han montado todo un plan sin precedentes para intentar mantener sanos, bien alimentados y psicológicamente preparados a los trabajadores, en lo que se encamina a ser el mayor rescate en la historia mundial de la minería.

"En esta verdadera epopeya que va a durar del orden de 90 días, en este día hemos dado un paso extraordinariamente sólido, hemos sido capaces de entregar 2.000 centímetros cúbicos de líquido a cada uno, de enviarles medicamentos y una primera fase de realimentación", dijo Mañalich.

Uno de los temas de debate de este miércoles era la necesidad de plantear a los mineros los plazos en los cuales serían rescatados, algo que las autoridades ya les están esbozando en comunicaciones entabladas telefónicamente.

(Con información de Reuters)