Tokio. El operador de una dañada planta nuclear en Japón comenzó a pagar el martes "dinero de condolencia" a las víctimas de la peor crisis radiactiva desde Chernóbil, mientras continuaba vertiendo agua radiactiva al mar.

En sus desesperación, ingenieros en la planta Fukushima Daiichi han recurrido a lo que son poco más que soluciones caseras para detener la filtración de agua contaminada. El martes, usaron "cristal líquido" con la esperanza de sellar grietas en un dañado pozo de concreto.

"Tratamos de verter aserrín, diario y mezclas de concreto en el lado del pozo (que conduce a túneles afuera del reactor número 2), pero la mezcla no parece estar entrando en las grietas", dijo Hidehiko Nishiyama, subdirector general de la Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear (NISA, en sus siglas en inglés).

"Por otra parte, aún no sabemos cómo el agua altamente contaminada está saliendo desde el reactor número 2", indicó Nishiyama.

Total de agua contaminada. Hay un total de 60.000 toneladas de agua altamente contaminada en la planta luego de que los trabajadores arrojaron frenéticamente agua de mar para enfriar barras de combustible sobrecalentadas, que sufrieron una fusión parcial luego de que un tsunami y un terremoto golpearon a Japón.

El secretario jefe del gabinete japonés, Yukio Edano, ordenó el martes a Tepco a que compense a las personas que sufrieron daños por la crisis nuclear.

El operador de la planta, Tokyo Electric Power Co (Tepco), se vio obligado este lunes a comenzar a liberar 11.500 toneladas de agua de mar con bajo nivel de contaminación luego de que se quedó sin capacidad de almacenaje para agua más contaminada. La liberación continuará hasta el viernes.

En el mar frente a la planta se ha registrado yodo radiactivo en una concentración 4.800 veces superior al límite legal.

Tepco dijo este martes que comenzó a pagar "dinero de condolencia" a gobiernos locales para ayudar a las personas evacuadas desde las cercanías de su planta o que fueron afectadas por la crisis radiactiva.

Tepco enfrenta una enorme cuenta por el daño por sus reactores dañados, pero dijo que primero debe evaluar la magnitud del daño antes de pagar una compensación actual.

El secretario jefe del gabinete japonés, Yukio Edano, ordenó el martes a Tepco a que compense a las personas que sufrieron daños por la crisis nuclear.

Las acciones de Tepco se desplomaron el martes a un mínimo histórico de 376 yenes por la incertidumbre sobre la crisis. Las acciones de la firma han perdido más de un 80% de su valor desde que comenzó el desastre.

El terremoto y el tsunami del 11 de marzo dejaron casi 28.000 muertos o desaparecidos, miles de personas sin hogar y una costa noreste de Japón arrasada.

El desastre natural más costoso del mundo también ha ocasionado apagones y afectado las cadenas de suministro, amenazando el crecimiento económico de Japón y las operaciones de firmas globales desde constructores de semiconductores hasta barcos.