Tokio, Andina. Tokio Electric Power Company (Tepco), operador de la central nuclear japonesa de Fukushima, que fue severamente dañada por el tsunami provocado por el terremoto de 9 grados en la escala de Richter el pasado 11 de marzo, duda que pueda estabilizar la planta averiada antes de fin de año.

La fusión nuclear parcial en los reactores 1 a 3 podría retrasar los trabajos de reparación de la central nuclear, señalaron algunos representantes de Tepco según informó la agencia Kyodo.

Ante esta situación, las esperanzas de la población del noreste de Japón se desvanecen de tener un ambiente controlado y lejos de un mayor desastre de contaminación radioactiva.

La empresa Tepco informó el pasado 17 de abril que se la situación total de la planta se iba a estabilizar en un plazo de seis a nueve meses.

Por su parte la oficina meteorológica de Japón, indicó que por las continuas lluvias se pueden producir deslizamientos de tierra en la zona afectada del terremoto del 11 de marzo.

Asimismo, el suelo en esta parte de Japón está menos firme luego del terremoto y tsunami que “inundó” extensas áreas costeras.