Río de Janiero. El comandante general de la policía de Río de Janeiro, Mario Duarte, estimó que la ocupación del asentamiento Complexo Alemão tuvo un fuerte impacto en las finanzas de los narcotraficantes que operan en la ciudad.

Indicó que “el impacto por la pérdida de drogas, armas y casas que abandonaron es de más de 100 millones de reales (US$57,8 millones)”.

Y proyectó que "la cifra total será mucho mayor", dijo Infobae.

De acuerdo a un informe del diario Folha, citando al economista Sergio Ferreira Guimarães, el tráfico de drogas factura entre U$S150 y U$S400 millones anualmente en Río de Janeiro.

Los operativos realizados la semana pasada habrían afectado al menos 15% del negocio ilícito.