Santiago, Andina. La justicia de Chile ordenó hoy la captura internacional del médico Harmutt Hopp, ex líder de la disuelta Colonia Dignidad, la comunidad de alemanes donde se cometieron abusos sexuales masivos a niños y jóvenes durante décadas.

La decisión fue del juez Jorge Zepeda, a cargo de la investigación, y apunta a detener a Hopp, que fue durante años el brazo derecho del ex piloto de guerra alemán Paul Schaefer, principal jefe de esa secta ubicada en un predio agrícola al sur de Chile, cerca de Parral.

Según versiones citadas por la agencia DPA, Hopp salió rumbo a Alemania pese a que tenía prohibido abandonar Chile por los cargos de abusos que pesan sobre él.

El juez, tras saber que otros 11 cómplices de Hopp planeaban huir del país, ordenó un allanamiento masivo de los terrenos en que operó Colonia Dignidad, reportaron las agencias internacionales.

El enclave alemán, que tiene 17 mil hectáreas, operó desde 1962 en el país, produciéndose abusos a menores hasta mediados de los años 1990.

Durante la dictadura militar liderada por Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990, en Colonia Dignidad funcionó además un centro de torturas y exterminio de opositores al régimen castrense.

Con el regreso de la democracia, comenzó el desmantelamiento jurídico de la entidad, y se develaron entonces los abusos cometidos en ella por Schaefer, fallecido en la cárcel en 2010.

En enero, la Corte de Apelaciones de Talca sentenció a 25 ex jerarcas de Colonia Dignidad justamente por encubrir abusos sexuales cometidos por el fallecido Schaefer contra 26 niños.

La sentencia, que afecta a Hopp y otros ex jerarcas de la secta, espera un último recurso de nulidad a ser visto en la Corte Suprema, para ser ejecutada.

En su resolución de hoy, el juez Zepeda ordenó también el arresto de otra decena de dirigentes de Dignidad tras enterarse, a través de informes de inteligencia, que planeaban una evasión masiva de residentes de Villa Baviera.