Bruselas. La OTAN dijo que sus embajadores se reunirían este viernes para estudiar la respuesta a la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorizando una zona de exclusión y el uso de la fuerza en Libia.

Un comunicado de la OTAN dijo que la reunión abordaría "la planificación para todas las eventualidades" y reiteró las condiciones de la OTAN para una operación de la alianza: la necesidad demostrable de actuar, apoyo regional firme y una clara base legal.

"Bajo estas tres condiciones, la OTAN está preparada para actuar dentro de un esfuerzo internacional amplio", dijo el comunicado.

Cualquier operación de la entidad necesita la aprobación de los 28 países de la OTAN, y Turquía se ha pronunciado contra la intervención de la alianza en Libia, al igual que Alemania, que se abstuvo en la votación de la ONU.

Las Naciones Unidas autorizaron acciones militares contra las fuerzas de Muammar Gaddafi este jueves para proteger a los civiles libios y fuentes diplomáticas francesas dijeron que la acción podría producirse en horas. Francia, Reino Unido, y posiblemente Estados Unidos y uno o más países árabes, podrían participar.