Napoles. La OTAN hará cumplir enérgicamente el bloqueo al ingreso de armas y mercenarios, con el uso de la fuerza si es necesario, y espera que más naciones se unan a los países que han comprometido barcos, aviones y submarinos, dijo el jueves el jefe de la operación.

"Aseguraremos el libre flujo de embarques legítimos que el pueblo de Libia necesita", dijo el vicealmirante Rinaldo Veri, jefe de la operación en una conferencia conjunta de la OTAN en los cuarteles centrales de la alianza en el sudeste de Europa en Nápoles.

Veri dijo que su fuerza había comenzado las operaciones en la tarde del miércoles con embarques que ya están en el área, pero no había detectado algún intento de violación del embargo hasta ahora.

Dijo que su fuerza está aún en proceso de conformación y que tendría suficientes activos en los próximos días como para hacer cumplir el embargo.

Añadió que Italia, Gran Bretaña, Grecia, Estados Unidos, Canadá, España y Turquía ya habían contribuido o comprometido buques u otros activos militares y que esperaba que más países se unieran.

En respuesta a una pregunta, el el almirante no especuló sobre le eventual unión de Francia a la misión.

"El proceso de generación de fuerza aún está en curso. Todavía está en su fase de crecimiento", dijo. "Confío en que vamos a tener suficientes activos para llevar a cabo nuestra misión".

Posible uso de la fuerza. Veri señaló que la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU autorizó todos los medios para prevenir que armas o mercenarios ingresen a Libia. Si las fuerzas que participan en la misión encontraran resistencia, el uso de la fuerza podría ser necesario.

"Mis comandantes del grupo están facultados para hacer cumplir el embargo enérgicamente", señaló.

Veri dijo que la coalición usaría barcos, aviones de patrulla marítima y submarinos para instaurar el embargo.

Reconoció que la OTAN no podía cerrar herméticamente Libia o lograr bloquear totalmente el ingreso de armas o mercenarios.

"La ruta marítima es la forma más sencilla de obtener ingresar armas a Libia. Lo que estamos haciendo ahora es cortar esa zona. Sé que no podemos cerrar todas las ventanas, pero es verdad que estamos cerrando la puerta principal", dijo.

Estados Unidos, que tiene aparte de sus fuerzas embarcadas en conflictos en Irak y Afganistán, ha dicho que quiere ceder el rol protagónico en el conflicto en Libia en cuestión de días y que la OTAN juegue un papel de liderazgo en la operación.