Fukushima. Furiosos padres marcharon junto a cientos de personas este domingo en la ciudad japonesa Fukushima para exigir la protección de sus hijos de la radiación, más de tres meses después de que un gran terremoto y tsunami desataran el peor desastre nuclear en 25 años.

"Queremos nuestras vidas de vuelta, queremos vivir como antes del terremoto en familias felices", dijo Hiroko Sato, quien marchó bajo una fuerte lluvia acompañado de sus sobrinos, de 3 y 7 años, junto a pancartas que decían "Nucleares No" y "Una Fukushima es suficiente".

"Mi bebé nación dos semanas antes del accidente nuclear y no la alimento con mi leche porque temo exponerla a demasiada radiación", dijo Sato.

Tres reactores se derritieron tras el terremoto en la planta de energía Fukushima Daiichi en el noreste de Japón el 11 de marzo, obligando a 80.000 residentes a evacuar sus barrios mientras ingenieros batallaban para frenar las filtraciones de radiación, explosiones de hidrógeno y sobrecalentamiento de varillas de combustible.

El movimiento de los padres ha tomado fuerza desde mayo, cuando las protestas masivas llevaron al gobierno a disminuir el límite de exposición a la radiación para niños en las escuelas y ofrecer dinero a los colegios para remover capas de tierra contaminada de sus patios de juego.

Pero los manifestantes, que incluían activistas y grupos de Tokio, dijeron que el gobierno no ha hecho suficiente.

"Aún no han quitado la mayoría de la tierra contaminada y no ayudaron a limpiar los edificios de las escuelas", dijo Akiko Murakami, madre de cuatro niños y voluntaria de la "Red de Fukushima para Salvar a los Niños de la Radiación".

La red es uno de muchos grupos de autoayuda de ciudadanos que viven cerca de la planta en Fukushima, donde muchas áreas están expuestas a unos 13 milisieverts o más de radiación al año, unas 6,5 veces los niveles naturales de radiación de un jardín, indicó un estudio de la ciudad.

Según el estudio, hasta 182 lugares tenían lecturas cercanas o por sobre el límite oficial de exposición anual de 20 milisieverts al año.