Lima. Los "zares antidrogas" de los países andinos se reunirán en febrero en Lima, Perú, con el objetivo de coordinar una posición conjunta para la reunión de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas en Viena, según declaró la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

La presidenta del organismo, Carmen Masías Claux, dijo que en la reunión convocada en Lima, los encargados de la política antidrogas de Perú, Colombia, Bolivia y Ecuador, buscarán puntos comunes en torno a la lucha contra el narcotráfico.

"Trataremos que en este problema regional y global, lleguemos a consensos y llevemos a una posición conjunta a Viena en marzo próximo, durante el 55 período ordinario de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas", mencionó.

En tanto, agregó que en esta reunión anual, prevista para el 12 y 16 de marzo, se ratifican convenciones, plantean instrumentos jurídicos, y además, existe la posibilidad de conversar con organismos multilaterales y gobiernos a fin de obtener mayor cooperación en el combate contra las drogas.

Masías adelantó que la postura de Perú en la cumbre andina de zares antidrogas y en la reunión de Viena, será firme en torno a la sustitución de los cultivos ilícitos de coca porque el 90% de esa producción va al narcotráfico.

La titular de Devida consideró que la Comunidad Andina y las Naciones Unidas son plataformas válidas para invocar la responsabilidad compartida de los países y pedir mayor cooperación en la lucha antidroga.

"Ya no hablamos de países productores o consumidores, sino de una responsabilidad compartida. La lucha contra las drogas debe llevar puesta la camiseta de la humanidad y no solo la camiseta del Perú", comentó.

Además de esos encuentros, refirió que también se reunirá con los embajadores de Brasil y México para reforzar la estrategia conjunta.

Incluso dijo que el gobierno mexicano ya ofreció su colaboración a través de la Plataforma de la Criminalidad para hacer monitoreos.

"Una de las cosas que para mí es importante es cómo vamos a actuar en el campo de inteligencia, de control de insumos y vigilancia de fronteras", subrayó.

Perú es uno de los países andinos con mayor área de cultivo de hoja de coca, principal insumo para la elaboración de cocaína, que aumentó en los últimos años, según organismos internacionales