Islamabad. Pakistán reabrirá de inmediato una ruta clave de suministros para las fuerzas de la OTAN en Afganistán, diez días después de que fuera cerrada luego de un ataque aéreo transfronterizo de la alianza militar, dijo este sábado el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Estados Unidos se disculpó el miércoles ante Pakistán por el ataque del 30 de septiembre que mató a dos soldados pakistaníes, elevando las esperanzas de que Islamabad volviera abrir el cruce fronterizo de Torkham en el noroeste para transportar suministros a la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), liderada por la OTAN.

Militantes en Pakistán han aumentado los ataques a los convoys para tratar de interrumpir los suministros. En el último de tales atentados, hombres armados en el suroeste prendieron fuego a unos 30 camiones cisterna junto a un restaurante de carretera, en un ataque perpetrado antes del amanecer del sábado.

Pakistán había cerrado la ruta de Torkham que atraviesa el paso Khyber poco después de la incursión que mató a los soldados. Autoridades citaron razones de seguridad.

"Después de evaluar la situación de seguridad en todos sus aspectos, el Gobierno ha decidido volver a abrir el suministro OTAN/ISAF desde la frontera Pakistán-Afganistán en Torkham con efecto inmediato", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

"Nuestras autoridades están ahora en el proceso de coordinar con autoridades del otro lado de la frontera para asegurar una reanudación adecuada del tráfico de suministros", indicó.

Richard Snelsire, el portavoz de la embajada de Estados Unidos, dijo que Washington acogió con agrado la reapertura del paso fronterizo, y lo llamó "un evento positivo".

Un funcionario de la embajada, cercano al tema, dijo que los camiones probablemente saldrían hacia Afganistán el lunes.

El ataque con helicópteros fue el más grave de una serie de incidentes transfronterizos en los que se han visto implicados fuerzas de la OTAN que luchan en Afganistán, lo que ha provocado tensiones con Pakistán.

El embajador de Estados Unidos describió la incursión como un accidente terrible. El ataque del sábado contra camiones cisterna fue el sexto en días recientes.

Las rutas de camiones a través de Pakistán suponen un 40% de los suministros para fuerzas de la OTAN en Afganistán, según el Mando de Transporte de Estados Unidos. Del resto, el 40% entra por los vecinos afganos del norte y un 20% por vía aérea.