Ramala. Un funcionario palestino de alto nivel condenó hoy los planes israelíes de construir nuevas unidades residenciales en un asentamiento cercano a Jerusalén Oriental.

"Las actuales actividades de asentamientos israelíes confirman nuestra actitud de demandar a Israel ante la Corte Penal Internacional (CPI)", comenta el jefe negociador palestino, Saeb Erekat.

Previamente, Israel aprobó la construcción de 64 unidades residenciales en el asentamientos israelí de Ramot en el noroeste de la ciudad.

Erekat agregó que la expansión de la construcción de asentamientos socavará los esfuerzos de paz y arruinará el principio de la solución de dos Estados.

Este sábado recién pasado el presidente palestino, Mahmoud Abbas, formó un comité para preparar las demandas que se presentarán ante la CPI en abril.

A fines de diciembre, Abbas firmó documentos para integrarse a 20 agencias y tratados internacionales, incluido el Estatuto de Roma y la CPI, después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no aprobara una resolución que pedía el término de la ocupación israelí.

"Ahora estamos preparando dos expedientes que serán presentados a la CPI. El primero es sobre la expasión de asentamientos y el segundo se relaciona con la comisión de crímenes de guerra en la Franja de Gaza el verano pasado", afirmó Erekat.