Santiago. El rescate de los mineros en el norte de Chile, está generando distintas reacciones a nivel internacional. Una de ellas es en el mundo eclesiástico ya que este miércoles, durante una audiencia general en el vaticano, el papa Benedicto XVI expresó su esperanza y encomendó el proceso a la bondad divina.

"Continúo con esperanza a encomendar a la bondad divina a los mineros de la región de Acatama", dijo en español para saludar a quienes estaban en la plaza de San Pedro.