Es tiempo de diálogo, conversaciones y negociaciones, dijo el embajador paraguayo ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Hugo Saguier Caballero, quien se mostró optimista respecto a la próxima reunión del Consejo Permanente. Indicó que la demora en la convocatoria es un “signo positivo” para Paraguay.

El embajador Hugo Saguier explicó que hay dos cuestiones prácticas para la demora en convocar nuevamente al Consejo para tratar el caso Paraguay. La primera, que el nuevo embajador de Jamaica ante OEA, quien debe asumir la presidencia del Consejo Permanente, no llegará a Washington hasta, posiblemente, el lunes 16, y la segunda, que el secretario general José Miguel Insulza viajó a una misión al El Salvador .

Sin embargo, Saguier Caballero explicó que el mayor tiempo de análisis que tienen los países es un factor positivo, tanto porque demuestra el retorno a la normalidad de las funciones del organismo -es decir, la cuestión paraguaya ya no es un tema de urgencia- como que el mismo sirve para ahondar las conversaciones, negociaciones y el diálogo con muchos más actores, interesados en conocer la realidad de lo ocurrido en Paraguay.

“En este momento estoy abocado a explicar la realidad que vive el país, porque el nivel de desinformación es hasta si se quiere cruel”, destacó Saguier, agregando que “he recibido muchas invitaciones, de institutos de investigación y análisis, no solo de Washington, también de Nueva York y de Miami, que quieren que vaya a exponerles la postura de nuestro país”.

“Por supuesto no todo puede hacerse a la vez. Ahora, aquí en OEA está absolutamente claro, a partir del informe del Secretario General. Y también el momento que vive el Paraguay sirve para tomar en cuenta que la OEA, esta institución madre, es un elemento de fortalecimiento de nuestras instituciones, de nuestra democracia, y que no se use como un lanzallamas para acentuar las divisiones. Ese es el propósito que hoy ya anima a la mayoría de los países”, acotó.

Informó que se ha reunido durante todo el jueves con diversos grupos de embajadores, incluso algunos que no han compartido la posición de Paraguay y con quienes se han “limado asperezas”, a fin de buscar posiciones comunes.

“Cada vez recibimos mayores muestras de apoyo”, sostuvo el diplomático, quien indicó que representantes de países que actúan de observadores, como los europeos y varios asiáticos también, se han acercado para conocer cuál es la realidad de la situación paraguaya.

Reiteró finalmente que un elemento muy dañino es la manipulación informativa de medios ideologizados.

“Chacho” Álvarez y el ALBA. A raíz de declaraciones de prensa del embajador Hugo Saguier Caballero, este jueves el ex vicepresidente argentino, Carlos “Chacho” Álvarez, admitió que los países de la Alianza Bolivariana (ALBA), con Ecuador a la cabeza, solicitaron la suspensión de Paraguay en la ALADI.

Saguier había acusado a Ecuador y Perú de emprender una vergonzosa persecución contra el Paraguay.

Según Álvarez, Perú no propuso “siquiera la suspensión” de Paraguay, lo que sí hizo Ecuador. Ambas mociones quedaron congeladas hasta que se consulte a las respectivas cancillerías de los países miembros de ALADI, debido a la intervención del representante nacional Raúl Cano Ricciardi.