En México, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Ramírez Marín, dijo que lo que está ocurriendo en Chile “es una lección para todos los mexicanos de que la voluntad es capaz de todo”.

La forma en la que se organizó el gobierno marca muchas diferencias con respecto a cómo el gobierno mexicano enfrentó la explosión de Pasta de Conchos, ocurrida en 2006 y que dejó sepultados a 65 mineros, publica El Financiero.

“Es un momento emotivo y paradigmático para todos los países como la voluntad es capaz de todo, aquí se resaltó la labor del gobierno humanamente pendiente de los trabajadores y hay que resaltar la entereza y la empresa que nunca abandono a sus trabajadores”, dijo Ramírez, quien también destacó el rol de las familias por no haber renunciado a la vida de sus seres queridos.