Lima, Xinhua. Un paro de transportes de 24 horas para rechazar un plan de modernización que impulsa la alcaldesa limeña Susana Villarán, paralizó este miércoles en forma parcial la capital de Perú, cuyos residentes batallaron para llegar a sus centros de labores y estudio.

Según el presidente de la Corporación de Transporte Urbano de Lima, Enrique Baca, alrededor del 85% de sus afiliados acataron la medida de fuerza que dejó sin el servicio de autobuses los conos sur, norte y el este de Lima.

Desde tempranas horas de la mañana de este miércoles, miles de personas buscaron un vehículo para llegar al centro de la ciudad a cumplir sus actividades cotidianas.

Baca dijo que los transportistas rechazan las reformas al transporte público que lleva a cabo la alcaldesa Villarán con la finalidad de modernizar la flota vehicular limeña.

Durante la jornada, autoridades reportaron algunos incidentes en la zona este de la capital debido al enfrentamiento entre partidarios y adversarios de la acción.

Minimizan paro. La alcaldesa Villarán minimizó el paro y aseguró a los peruanos que está bajo control, y se cumple en calma y sin mayores incidentes.

Afirmó que agentes de la policía peruana contribuyen a preservar el orden público en esta ciudad de ocho millones de habitantes y aseguró que la reforma que impulsa su gestión busca mejorar el servicio del transporte público.

La primera autoridad de esta ciudad también insistió en el diálogo y tendió la invitación a los dirigentes a sentarse a la mesa de concertación en beneficio de los habitantes de esta capital.