Teherán. Un periódico iraní dijo este martes que Carla Bruni, esposa del presidente de Francia, merece morir por expresar solidaridad con una mujer condenada en la república islámica a ser lapidada por adulterio.

El diario de línea dura Kayhan calificó a Bruni de "prostituta", cuyo estilo de vida la hace merecedora de un destino similar al de la iraní que fue condenada a morir apedreada por adulterio.

Carla Bruni fue una de los franceses famosos que publicó cartas abiertas a la mujer, Sakineh Mohammadi Ashtiani, cuyo caso ha generado malestar internacional y mostrado que la lapidación se usa como pena capital en Irán.

La esposa del presidente Nicolas Sarkozy escribió: "¿Derramar su sangre, privar a sus hijos de una madre? ¿Por qué? ¿Porque has vivido, porque has amado, porque eres una mujer, una iraní? Cada parte de mi rechaza aceptar esto".

Kayhan, cuyo director es designado por el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, divulgó la carta de Bruni el sábado bajo el titular "Prostitutas francesas entran en la gresca de los derechos humanos".

El martes volvió a hablar sobre el asunto, criticando "las relaciones ilícitas con varias personas" de Bruni y culpándola de haber causado el divorcio de Sarkozy de su segunda esposa.

"Si se estudia el pasado de Carla Bruni se ve la razón por la que esta mujer inmoral respalda a una mujer iraní que ha sido condenada a muerte por cometer adulterio y ser cómplice del asesinato de su marido y, de hecho, ella misma merece morir", dijo Kayhan.

No ha habido reacción oficial de Francia, donde los medios han prestado muy poca atención al asunto.

En su conferencia de prensa semanal, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, pidió que los medios usen un lenguaje más moderado.

"Insultar a las autoridades de otros países y usar palabras inapropiadas es algo que no acepta la República Islámica de Irán", dijo cuando se le preguntó por el tema.

"Las políticas, las formas y los comentarios de funcionarios de otros países, los criticamos, hacemos objeciones y pedimos que revisen sus acciones, pero no pensamos que usar palabras inapropiadas e insultantes sea lo correcto", añadió.

Ashtiani, madre de dos niños, ha recibido 99 latigazos por haber mantenido una relación ilícita con dos hombres. La pena a ser lapidada ha sido suspendida a falta de una revisión judicial, pero aún puede llevarse a cabo, dijo un funcionario iraní.

El asesinato, el adulterio, la violación, el robo a mano armada, la apostasía y el narcotráfico son delitos castigados con la muerte por la ley islámica, o sharia, que está en vigor desde la Revolución Islámica de 1979.

Irán es el segundo país del mundo, después de China, en el número de ejecuciones que lleva a cabo, según Amnistía Internacional.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que ha desarrollado lazos estrechos con su colega iraní, Mahmoud Ahmadineyad, ha ofrecido asilo a Mohamadi Ashtiani, lo que ha generado un embarazoso rechazo público por parte de Irán.