Lima, EFE. Perú registró en abril pasado 229 conflictos sociales, entre ellos 175 en estado activo, informó hoy la Defensoría del Pueblo.

Según un reporte de la institución, los conflictos socioambientales son los más numerosos, con 154 casos, seguidos de los relacionados a gobiernos locales (20) y de demarcación territorial (14).

La minería es la actividad más relacionada a los conflictos, con 112 casos, mientras que la relativa a hidrocarburos generó 20.

Las regiones con mayor incidencia de conflictos son la norteña Áncash, con problemas socioambientales entre la población y las compañías mineras; la central Apurímac y la sureña Puno.

En abril pasado se registraron 10 nuevos conflictos y se solucionaron dos.

Un informe de la Presidencia del Consejo de Ministros dado a conocer el último sábado registró 60 conflictos sociales en abril, la mayoría de ellos debidos a diferencias por el manejo de los recursos naturales.