Lima. Perú ha logrado triplicar el número de donantes de órgano desde el 2008, elevando de 0,8 a 4,22 el promedio de donantes por millón de habitantes, informó el viceministro de Salud José Del Carmen Sara.

En la ceremonia por el Día Nacional del Donante Voluntario de Órganos y Tejidos, el funcionario refirió que gracias al trabajo coordinado entre todas las instituciones del sector salud, se ha logrado aumentar esta cifra, pero falta un amplio camino por recorrer.

“El trasplante de riñón es uno de los de mayor demanda por personas que sufren de diabetes o hipertensión arterial y además, padecen de insuficiencia renal. Ellos solo tienen la opción someterse a la hemodiálisis por el resto de sus días o acceder a un trasplante de riñón”, expresó el representante en Salud.

El doctor Juan Almeyda Alcántara, director ejecutivo de la Organización Nacional de Donación y Trasplantes (ONDT), dijo que 9.000 personas necesitan un trasplante, 6.000 de ellas de trasplante renal; 1.500 de cornea y el resto, de corazón, pulmón, páncreas, piel, y huesos.

Los hospitales que realizan donación de trasplante en Lima son el Guillermo Almenara y Edgardo Rebagliati de EsSalud y del Minsa los nosocomios el Cayetano Heredia y el Instituto Nacional de Oftalmología (INO), y en provincias se hace trasplante en Huancayo, Cusco, Arequipa, Chiclayo y Piura.

"Es necesario sensibilizar a la población para que acepten la donación voluntaria de órganos y tejidos. Muchas personas necesitan un trasplante de órganos, casi 6.000 están en diálisis", agregó Almeyda.

Otras enfermedades son las autoinmunes y las infecciosas que ocasionan la falla crónica de los riñones. Los males renales pueden prevenirse y controlarse para evitar que las personas no necesiten diálisis o un trasplante de riñón.

“El hígado es un órgano importante de nuestro cuerpo, susceptible de ser trasplantado cuando falla. Se han hecho más de 50 trasplantes con buenos resultados según estándares internacionales. La cirrosis ocasionada por hepatitis B y el alcoholismo son las causas más comunes para que las personas se sometan a este procedimiento tan complejo”, expresó Almeyda.

En Perú todos los días una persona agoniza o muere por falta de un órgano sano que remplace al órgano enfermo que lleva en su cuerpo, le extienda la vida, la mejore, y pueda reinsertarse en la sociedad.

La mayoría de peruanos se niega a entregar sus órganos inclusive después de muertos, confirma los datos de Reniec. Existen registrados 14.580.775 ciudadanos habilitados para tener DNI, solo el 12,5% de los entrevistados, a la fecha, han respondido que están dispuestos a donar sus órganos luego de su fallecimiento.