Kano. Los padres de cuatro niños nigerianos que murieron durante un brote de meningitis en 1996 recibieron indemnizaciones por valor de US$175.000, en un caso que implicó acusaciones de ensayos erróneos por parte de la farmacéutica Pfizer.

Las compensaciones económicas de esta semana son las primeras que entrega The Healthcare/Meningitis Trust Fund, creado después de que en 2009 Pfizer llegara a un acuerdo con el gobierno del estado de Kano, en el norte de Nigeria, para compensar a las víctimas por un valor de US$75 millones.

En febrero, la compañía informó de que había llegado a un acuerdo en todas las demandas pendientes sobre acusaciones de que probó el antibiótico experimental Trovan en niños.

Durante el juicio que tuvo lugar en Kano con 200 afectados, la mayor farmacéutica del mundo sostuvo que fue la meningitis, y no su antibiótico, la que causó la muerte de 11 niños y daños a decenas más.

"Estamos satisfechos por estas cuatro personas, el primer grupo de demandantes cualificados de la Healthcare/Meningitis Trust Fund, que han recibido compensaciones", dijo un portavoz de Pfizer.

"Es el primer paso en un proceso de revisión de varias fases por el que la junta independiente de fideicomisarios que gestiona los fondos entregará los pagos a todos los demás demandantes", declaró.