Cotonou. Piratas atacaron este miércoles a dos buques petroleros de bandera panameña en las costas de Benín, pero fueron repelidos por la armada del país de Africa Occidental antes de que pudieran robar el cargamento, dijeron las autoridades.

El incidente fue el último de una serie de ataques contra embarcaciones en el Golfo de Guinea, que según los expertos está amenazando a ese centro de comercio emergente y de creciente fuente de petróleo, metales y cacao para los mercados mundiales.

"Los buques Golden Sifia y Aidin Panama alertaron a las fuerzas de seguridad naval de Benín de un ataque armado", dijo el comandante de la Armada, Maxime Ahoyo, quien agregó que los piratas eran todos nigerianos y que no hubo heridos durante la refriega.

Ahoyo afirmó que los 54 tripulantes a bordo de los buques, que estaban en el proceso de transferir petróleo de nave a nave, pudieron ocultarse después de que los piratas abordaron y dispararon sus armas.

Unos 26 ataques piratas han sido registrados en las costas afuera de Benín, vecino de Nigeria, desde comienzos de año, incluyendo un ataque contra un tanquero italiano la semana pasada.

La piratería en el Golfo de Guinea está aumentando, pero no en la escala vista costas afuera de Somalia, donde bandas marítimas armadas están logrando millones de dólares en rescates y se han vuelto cada vez más violentas.