De acuerdo a la contingencia y la incertidumbre que ha generado el rescate de los 33 mineros atrapados al interior de la mina San José en el norte de Chile, ya hay un nuevo plan, denominado Plan G, según informó el ministro de Salud chileno Jaime Mañalich.

El plan consiste en una señal de alerta para el equipo médico, en el momento  cuando salga cada uno de los mineros.

"Cada vez que un minero esté por asomar a la superficie, va a activarse una clave G, que en la boca de salida del túnel va a haber una baliza que va a generar luz durante un minuto y también una alarma, eso no significa que algo malo esté pasando, sólo va a ocurrir para cada uno de los mineros y también para los rescatistas. Es para alertar al equipo médico que está a punto de producirse este parto y que, por lo tanto, tienen todos que ponerse en sus puestos de trabajo para hacer lo que viene lo más expedito posible", dijo el secretario de Estado, informa La Tercera.

Mañalich indicó además, que la totalidad de los operativos médicos están listos y preparados para recibir a los mineros, ya sea en el Hospital de Copiapó como en el Regimiento.

El área de estabilización estará cerrada a los medios de comunicación, ya que los mineros requieren privacidad, dijo el ministro.

Respecto de los helicópteros que harán el traslado de los mineros, el titular de la cartera de salud, dijo que se espera una luminosidad del orden del 30%, considerado suficiente para el operativo nocturno.

Otras fuentes que participan del rescate, informaron además que podría generarse un black out progrmado para un mejor vuelo de las naves militares.

Para mañana se espera una camanchaca, que podría limitar la operación por algunas horas. En caso de alguna eventualidad, el ministro señaló que se puede trasladar a los mineros por vía terrestre.