Bogotá. La Policía de Colombia capturó este jueves a Phanor Arizabaleta Arzayús, un antiguo miembro del cartel de Cali que dirigieron los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, atendiendo una solicitud de Estados Unidos que lo acusa de narcotráfico.

El director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, dijo que la captura de Arizabaleta se produjo en una céntrica avenida de la ciudad de Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca, 250 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El oficial afirmó que aunque no tiene cuentas pendientes en Colombia, se recibió la solicitud de extradición de la Corte del Distrito de Columbia, en Estados Unidos, por lo que la policía procedió a capturarlo.

"Él fue condenado en Colombia, pagó esa sentencia, buena parte en su domicilio por problemas de salud vinculados a deficiencias cardiacas", dijo Naranjo a periodistas.

"Lo que sabemos es que la justicia norteamericana lo ha requerido con urgencia", precisó.

Arizabaleta se entregó a la justicia de Colombia en 1995 en medio de la ofensiva que lanzó el gobierno contra el Cartel de Cali, organización que en su apogeo controló 80% del mercado mundial de la cocaína.

La justicia colombiana lo condenó a 28 de prisión, pero logró reducir su sentencia por beneficios jurídicos e incluso le otorgaron la casa por cárcel.

En medio de esa ofensiva en la que se entregó Arizabaleta fueron capturados los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, actualmente confinados en cárceles de Estados Unidos después de que cumplieron sus sentencias en Colombia, y Bogotá los extraditó.

Pese al apoyo de Estados Unidos que desde el año 2000 le ha entregado más de US$5.000 millones en asistencia militar y para programas de asistencia destinados a erradicar los cultivos ilegales de hoja de coca, Colombia continúa siendo el primer productor mundial de cocaína con alrededor de 400 toneladas anuales.

Pese a que el cartel de Cali fue desmantelado con la captura y sometimiento de sus principales líderes, fue remplazado posteriormente por el Norte del Valle.

Actualmente, otros carteles de narcotraficantes y la guerrilla izquierdista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) controlan el narcotráfico en este país sudamericano, de acuerdo con el gobierno.