Un estudio elaborado por la Policía y publicado en la edición Nº 1 de la revista de la Escuela Nacional de Policía, concluye que es posible que se formen en Uruguay grupos “maras” (pandillas) como las centroamericanas.

En la publicación, distribuida este miércoles entre autoridades ministeriales y policiales, se señala que las características sociales del país “son compatibles” con la reproducción de estos grupos violentos, informa este jueves El País.

En este sentido, se advierte que el incremento de la violencia por parte de los menores infractores es “un caldo de cultivo” para el establecimiento de “maras” en Uruguay.

El estudio fue llevado adelante por los licenciados en Seguridad Pública y docentes del Centro de Formación y Capacitación de Personal Subalterno (Cefocaps), oficial Karla Andrea Rodríguez Scelza y oficial subayudante, Wilinton Alexander Suárez Silveira.

Las "maras" surgieron en la década de los 80 en Centroamérica. En un comienzo realizaban pequeños robos, cobraban "peajes" a quienes pasaran por sus territorios y protagonizaban enfrentamientos con pandillas rivales.

En la actualidad estos grupos están asociados a altos niveles de violencia y a crímenes sofisticados. Las principales pandillas centroamericanas, Mara Salvatrucha y Mara 18, están integradas por abogados y contadores, entre otros.