Río de Janeiro. Al menos 35 personas, principalmente policías de Río de Janeiro, fueron arrestadas el viernes por sospechas de colusión con bandas de narcotraficantes mientras la ciudad trata de limpiarse antes del Mundial de fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos 2016.

Fue una de las mayores operaciones contra la corrupción policial en la ciudad, que está superando gradualmente una mala reputación por crímenes y violencia.

La policía de Río de Janeiro ha sido acusada desde hace tiempo de corrupción y de encubrir sus tácticas violentas en las cientos de favelas de la ciudad, que a menudo son controladas por narcotraficantes.

"Ninguna policía en el mundo puede dar vuelta la página sin cortar su propio cuerpo", dijo a la prensa José Beltrame, el secretario de seguridad pública del estado de Río de Janeiro.

Cientos de efectivos participaron de la operación, que recibió el nombre código de "Guillotina", y que buscaba arrestar a 45 personas, incluyendo a 32 policías.

La investigación comenzó en 2009 cuando una operación policial planeada en una favela tuvo que ser abortada luego de que se filtraron detalles de la redada a narcotraficantes, dijeron funcionarios.

Oficiales de policía que fueron blanco de la operación también eran sospechosos de proveer protección a apuestas ilegales, liderar grupos armados y aceptar sobornos de narcotraficantes.

Uno de los supuestos líderes de los policías corruptos, el ex comandante de policía Carlos de Oliveira, era sospechoso de cobrar a los jefes del narcotráfico 100.000 reales (US$60.000) cada vez que entregaba información sobre operaciones policiales. Oliveira había salido de la policía para integrar el gobierno municipal.

Las tasas de crímenes en Río de Janeiro han estado cayendo, algo que las autoridades atribuyen a su política desde el 2008 de enviar a policías especialmente entrenados a ocupar favelas y expulsar bandas de narcotraficantes.

Río de Janeiro tuvo en 2010 su menor tasa de asesinatos desde 1991, 30 homicidios por cada 100.000 habitantes, 18% menos respecto al año anterior.