Tampa, EE.UU. La policía de Florida dijo este miércoles que arrestó a un joven de 17 años que tenía material para fabricar bombas en su casa y planeaba atacar y causar una gran cantidad de víctimas en una escuela secundaria de la localidad estadounidense de Tampa que lo había expulsado.

"Pudimos desbaratar un evento potencialmente catastrófico de un tipo que la ciudad de Tampa nunca ha visto", dijo Jane Castor, jefa de policía de Tampa, en una rueda de prensa.

La policía identificó al sospechoso, quien fue detenido y acusado el martes, como Jared Cano, de 17 años, y dijo que su objetivo era el colegio secundario Freedom en el condado de Hillsborough.

Castor informó que Cano esperaba "causar más muertes que en Columbine".

En abril de 1999, dos estudiantes de la escuela secundaria Columbine, en Colorado, mataron a 12 compañeros y a un profesor en una de las peores masacres estudiantiles de la historia estadounidense.

La policía de Tampa, actuando en base a la pista de un informante, se enteró de que Cano planeaba su ataque para el primer día de clases de la próxima semana, dijo Castor. El joven había sido arrestado en el pasado por varios cargos, como robo y portar un arma oculta, indicó la policía.

La policía allanó su casa y encontró material para fabricar armas, incluyendo metralla, tubos de plástico y dispositivos de tiempo y para detonar explosivos.

También halló un diario con planos de las aulas del colegio y frases que aparentemente indicaban su intención de perpetrar un ataque letal, dijeron las autoridades.

"Fue acusado ayer por amenaza de conducir, planificar, colocar o detonar un dispositivo destructivo, posesión de materiales de fabricación de bombas y cultivo de marihuana en su habitación", informó Castor.

Los fiscales dijeron que Cano había admitido que planeaba activar una bomba en la secundaria Freedom cuando fue arrestado. El joven había sido expulsado del colegio, según las autoridades.

En su página de Facebook tiene una foto sosteniendo un machete junto a una cita que dice: "Las lecciones que no se aprenden con sangre se olvidan rápido".

En su última publicación, el martes por la mañana, Cano escribió: "Recién hice la cosa más estúpida", pero no dio más detalles.

De acuerdo a reportes de los medios locales, en una audiencia en una corte de Tampa el miércoles por la mañana, Cano dijo al juez: "No se qué decir". El detenido deberá volver al tribunal el 5 de septiembre,