Pasar al contenido principal
Policía de Venezuela está tras la pista de famoso beisbolista secuestrado
Jueves, Noviembre 10, 2011 - 12:20

El suceso, ocurrido en la central ciudad de Valencia, ha conmovido al país sudamericano que tiene una gran afición por el béisbol y es una fuente importante de jugadores para las Grandes Ligas de EE.UU. Wilson Ramos es cátcher de los Nacionales de Washington.

Caracas. Autoridades venezolanas redoblaron este jueves la búsqueda del beisbolista de las Grandes Ligas de Estados Unidos Wilson Ramos, secuestrado por hombres armados la noche anterior, en un hecho que pone de relieve la inseguridad en la nación sudamericana.

El secuestro se ha convertido en una de las formas más usuales de delito en Venezuela y organizaciones no gubernamentales dicen que se producen al menos dos de estos hechos por día en la nación, uno de los índices más altos de la región.

El suceso, ocurrido en la central ciudad de Valencia, ha conmovido al país sudamericano que tiene una gran afición por el béisbol y es una fuente importante de jugadores para las Grandes Ligas. Ramos es cátcher de los Nacionales de Washington.

"Inmediatamente que conocimos este hecho, instruimos a un equipo de especialistas de alto nivel del CICPC (Cuerpo de Investigaciones Civiles, Penales y Criminalísticas)", dijo el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami en la televisora oficial.

El secuestro de Ramos, de 24 años y que se preparaba para jugar como cátcher del local Tigres de Aragua, ocurrió frente a una residencia familiar del pelotero en una urbanización de la ciudad de Valencia, mientras conversaba con familiares y amigos.

El Aissami agregó que el jueves fue hallado el vehículo en que fue raptado Ramos en el municipio Bejuma, cercano al sitio del rapto.

"Hasta ahora no hemos tenido ninguna comunicación con los victimarios", destacó el ministro.

El secuestro es aplicado con frecuencia en Venezuela por motivos económicos. Aunque en algunos casos su desenlace se da rápidamente cuando los familiares pagan altas sumas de dinero, ha habido casos con finales fatales en los últimos años, lo que le resta confiabilidad a los cuerpos policiales.

El revuelo que ha levantado el caso de Ramos ha puesto presión a las autoridades.

En jaque. Seguidores del béisbol y destacados peloteros propusieron paralizar la temporada local en protesta por el secuestro, pero el presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional informó que no se tomaría esa medida.

"La Liga no tiene pensado suspender juegos. Suspender juegos es apagar las luces, eso no hace bien a Wilson Ramos", dijo José Grasso, presidente del organismo, a medios locales.

Tanto la Liga como varios equipos locales de béisbol profesional condenaron el hecho, considerado una muestra de la inseguridad que reina en el país y que comienza a sembrar temor sobre la imposibilidad de que jugadores de Grandes Ligas regresen a su país fuera de temporada.

"(El hecho) ha consternado al país, especialmente a quienes siguen el béisbol venezolano", dijo la Liga.

Pese a la disminución del número de equipos estadounidenses con escuelas de entrenamiento presentes en Venezuela, al inicio de la temporada 2011, había 62 jugadores nacidos en Venezuela dentro de las Grandes Ligas .

Autores

Reuters