Tegucigalpa.  El hallazgo de un "narcolaboratorio" para el procesamiento de droga, fue descubierto por las autoridades policiales en una zona remota de la aldea Cerro Negro, en el municipio de Omoa.

La información fue confirmada hace diez días y en 48 horas las autoridades planificaron el operativo en que se desplazaron, desde ayer en horas de la madrugada, varias unidades de la Policía.

Los uniformados rodearon dos propiedades donde se encontraba el "narcolaboratorio", sin embargo, no hallaron a nadie. En la inspección se constató que en las dos instalaciones rústicas se hacía el procesamiento, supuestamente en horas nocturnas.

Un equipo sofisticado fue hallado en el lugar, que incluía químicos, pesas, microondas, tanques de oxígeno y generadores eléctricos con todos los accesorios para realizar el procesado de la cocaína.

El ministro de Seguridad, Óscar Álvarez y el viceministro Armadno Calidonio encabezaron la operación. En las próximas horas se espera la llegada de especialistas de la policía colombiana, quienes determinarán la cantidad de droga que se generaba en el "narcolaboratorio", cómo la procesaban y cuál era el modus operandi.

El hallazgo. A la una de la mañana los equipos policiales comenzaron el desplazamiento hasta las propiedades hallanadas.

El lugar está escondido en medio de la montaña, la casa principal simula ser un beneficio de café, allí fueron encontrados el generador eléctrico de 20 kv, depósitos de químicos y los microondas para el secado de la droga. Abandonados fueron encontrados dos vehículos, un pick-up doble tracción color rojo, con placas PDG 5436, y un mazda color blanco con placas PP 02091; uno de ellos aparece a nombre de una arrendadora y el otro se investiga para determinar si tiene reporte de robo.

"Había gente que nos decía que en esta zona había algo raro y mandábamos y buscábamos informantes hasta que uno de ellos nos dijo: hay una cosa rara en un cafetal. Procesamos la información y hace 48 horas decidimos operar y llegamos en la madrugada con un equipo por el río y otro por tierra", manifestó Álvarez.

En la segunda propiedad se encontró el "narcolaboratorio" donde estaban todos los elementos necesarios para el procesamiento: químicos, pesas, alambiques, depósitos para las soluciones, maquinaria para el empaque y sellos o marcas que utilizaban para imprimir la figura de un venado con la que identificaban la carga.

"La prensa encontrada tiene la figura de un venado, vamos a consultar a la DEA y a la policía de Colombia a quién pertenece en los archivos de ellos la marca del venado, cada grupo tiene su simbología", dijo Álvarez.

El laboratorio clandestino estaba equipado con toda la tecnología para el procesamiento de drogas, por lo que las autoridades afirman que es una copia al carbón de los laboratorios encontrados en Colombia.

"Este laboratorio es mucho más grande del promedio que hemos visto en Colombia, es impresionante porque tiene las mismas estructuras, la misma forma; vamos a esperar que nos ayuden a determinar las capacidades de esta infraestructura, que es la primera que se encuentra en el país", explicó Álvarez.

Por su parte, el viceministro Calidonio explicó que si se busca desde el aire la ubicación de este lugar, es imposible verlo porque está entre la vegetación.

La forma en que estaban distribuidos los equipos en las propiedades hace suponer a las autoridades que los capos trabajaban la pasta semiprocesada que les llegaba para obtener las tabletas que eran sacadas con el sello del venado.

La materia prima con la que trabajaban en el laboratorio se supone que venía de Sudamérica. Un motor eléctrico de 20 kv les ayudaba para generar electricidad para tener luz en el laboratorio y realizar el procesamiento en horas de la noche, utilizando los alambiques para recuperar el amoníaco y pasarlo luego al proceso de cocimiento y secado para después filtrarlo.

Las pocas informaciones que proporcionaron los aldeanos a las autoridades revelan que en la zona el flujo de helicópteros y vehículos de lujo era constante.

"Las pocas cosas que logramos obtener de los pobladores es que ellos observaban que entraban carros lujosos y que aterrizaban helicópteros que venían de Guatemala, no lo podemos afirmar porque no tenemos la matrícula de las naves, pero la gente asegura que venían de Guatemala y hasta esta zona llegaban carros muy lujosos".

"Otro detalle que se nos ha brindado es que de las personas que permanecían en las propiedades algunas tenían el acento mexicano, pero no podemos confirmar por ahora".

Apoyo. "Encontrar muchas bolsas abiertas de paquetes nos hace deducir que lo que venía en esas bolsas se procesaba para sacar otro producto, supuestamente cocaína, eso es lo que presumimos".

"Pensamos que tiene varios años de operar y que se buscó este punto porque es un lugar de difícil acceso. Por eso hemos solicitado a los expertos en el tema de Colombia que nos apoyen, no somos expertos y ante este hallazgo del primer laboratorio de drogas en Honduras esperamos la llegada de dos personas conocedoras del tema en las próximas 48 horas", manifestó Calidonio.

Las tareas ayer fueron reforzadas con elementos de la Dirección Nacional de Lucha contra el Narcotráfico (Dlcn) y Medicina Forense que llegaron a la zona para hacer una evaluación del equipo y los químicos encontrados.