Varsovia. Unos 15.000 peregrinos cristianos y turistas acudieron el domingo a Swiebodzin, un pueblo en el oeste de Polonia, para la presentación de una estatua de Cristo que es considerada la mayor del mundo, dijo la policía.

Las estaciones de televisión polacas mostraban multitudes de fieles marchando en procesión con estandartes religiosos y pancartas que decían "Cristo Rey del Universo".

"Este monumento es un signo visible de la fe en Cristo", dijo el obispo Stefan Regmunt, quien bendijo la estatua en una ceremonia presidida por el cardenal Henryk Gulbinowicz.

Creación del sacerdote católico retirado Sylwester Zawadzki, la figura se eleva hasta una altura de 33 metros, que según dijo, simbolizaban los 33 años que Jesús vivió en la tierra.

Es tres metros más alta que la estatua brasileña de Cristo Redentor, ubicada en la cima de un cerro con vista a Río de Janeiro.

La corona de oro de tres metros que adorna la estatua polaca de 440 toneladas, que simboliza los tres años del ministerio de Cristo en la tierra, llevaría la altura total del monumento a 36 metros.

"Cristo Rey dará la bienvenida a los visitantes a la Polonia católica", ha dicho repetidamente el padre Zawadzki, de 78 años, sobre su creación, que se encuentra en una colina artificial de 16 metros. "El monumento ha sido erigido para cumplir una misión religiosa, no como atracción".

Pero los turistas han estado arribando desde Alemania con la idea de tomar fotos de recuerdo del monumento situado a unos 90 kilómetros de la frontera alemana.

La figura de fibra de vidrio y yeso, que tiene los brazos abiertos, fue financiada enteramente mediante donaciones de los feligreses y otros defensores del proyecto.