Paris. El juicio al ex presidente Jacques Chirac por malversación de fondos públicos fue pospuesto el martes a la espera de la opinión del Tribunal Constitucional, lo que podría retrasar el caso durante meses.

El político de 78 años, que gobernó Francia durante 12 años, está acusado de destinar dinero público a puestos fantasmas ocupados por camaradas políticos cuando era alcalde de París entre 1977 y 1995.

El tribunal puso la fecha del 20 de junio para que se reanude el juicio si obtiene la aprobación del Tribunal Constitucional del país, al que se ha pedido que dictamine si algunos de los supuestos delitos son demasiado antiguos para ser llevados ante los tribunales.

Chirac no estuvo presente pero iba a ser llamado ante el tribunal el miércoles si se confirmaba que el juicio debería seguir adelante pese a las alegaciones de los abogados y uno de los coacusados, que argumentaron que buena parte del caso era inválido.

El esperado juicio a Chirac y a otros nueve acusados sería el primer juicio contra un jefe de Estado francés desde 1945.

Chirac, que sigue siendo un político popular en Francia, está acusado de destinar dinero público a financiar su partido político durante el periodo en el que fue alcalde de París, antes de llegar a ser presidente.

Disfrutó de inmunidad durante sus dos periodos como presidente, que terminaron en 2007. El caso ha llegado a juicio tras once años de disputas legales sobre las acusaciones de que 28 amigos políticos estaban en la nómina del ayuntamiento de 1992 a 1995 aunque no trabajaban para la ciudad.

La Alcaldía de París se retiró del caso a principios de este año cuando Chirac accedió a pagar una compensación de 2,2 millones de euros, 500.000 euros pagados de su bolsillo y el resto abonados por el partido gobernante, UMP.

Si fuera hallado culpable, Chirac podría ser condenado a hasta 10 años de cárcel y podría tener que pagar 150.000 euros en multas. Sin embargo, se considera que lo más probable sería una pena suspendida.

Ningún ex jefe de Estado francés se ha enfrentado a un proceso penal en Francia desde que el líder del país durante la ocupación nazi, Philippe Petain, fue hallado culpable de traición en 1945 tras la liberación.