La Habana. Un medio oficial de Cuba dijo este sábado que los premios Nobel otorgados esta semana se están convirtiendo en "disidente" tras galardonar al opositor chino Liu Xiaobo, actualmente en prisión, y el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

El sitio web Cubadebate (www.cubadebate.cu), donde el ex presidente Fidel Castro publica sus columnas de opinión, dijo que entre más de 200 candidatos, entre ellos las Abuelas de la Plaza de Mayo, de Argentina, o el mandatario de Bolivia, Evo Morales, el comité del Nobel se inclinó por el disidente chino Liu Xiaobo y el escritor Vargas Llosa, crítico de La Habana.

"El Premio Nobel se vuelve disidente", dijo Cubadebate. "Ojalá sólo se trate de uno de esos bandazos ideológicos que el otrora prestigioso galardón ha dado a lo largo de su historia y no una nueva regla", afirmó.

Liu fue líder de unas protestas en la Plaza Tiananmen en 1989. China lo condenó a 11 años de cárcel en diciembre por instar a la libertad de expresión y a elecciones libres.

Es la primera referencia en la isla al ganador del premio Nobel de la Paz 2010, una decisión que enfureció el viernes a Pekín al describir la elección como una "obscenidad".

China es uno de los principales aliados políticos y económicos del gobierno del presidente cubano, Raúl Castro.

El mandatario chino, Hu Jintao, prometió la semana pasada en una carta que envió a Raúl Castro continuar ampliando "sin cesar" la cooperación con La Habana, el segundo socio comercial de la isla después de Venezuela.

Granma, diario del gobernante Partido Comunista, dijo el viernes que el premio Nobel de Literatura 2010 otorgado a Vargas Llosa era el "antinobel de la ética".

"No hay causa indigna en esta parte del mundo que M.V.Ll (Vargas Llosa, Nobel de Literatura) deje de apoyar y aplaudir", apuntó Granma.

El escritor peruano se mantuvo cerca de la revolución cubana hasta los primeros años de la década de 1970. Luego se convirtió en un fuerte crítico del gobierno y del líder histórico Fidel Castro.

Esta semana Vargas LLosa dijo que Latinoamérica muestra avances en sus democracias, a excepción de Cuba y Venezuela, que "representan un retroceso" en la región.

"Lo que si está claro es que, con tales elegidos, el poco prestigio que le quedaba al Nobel se diluye cada vez más en el desconcierto", destacó Cubadebate.