Río de Janeiro. Un grupo de científicos presentó este lunes en Brasil una nueva forma "natural" de combate al dengue que será usada en el país sudamericano y que consiste en introducir una bacteria en los mosquitos para inhibir el contagio de la enfermedad.

El objetivo del programa es parar la transmisión del virus en las poblaciones locales de mosquitos "Aedes aegypti" mediante la introducción de una bacteria bautizada como Wolbachia y que se encuentra de forma natural en insectos.

Los científicos explicaron que han podido comprobar en el laboratorio que cuando la Wolbachia es introducida en esta clase de mosquitos funciona como una "vacuna" que "bloquea la multiplicación del virus dentro del insecto".

La medida ya está siendo probada en Australia, Vietnam, e Indonesia y se presenta como alternativa al uso de insecticidas.

El proyecto "Eliminar el Dengue: Desafío Brasil", presentado en el Congreso Internacional de Medicina Tropical que se celebra en Río de Janeiro, forma parte del programa internacional "Eliminar el Dengue: Nuestro Desafío" que aborda de "forma natural" el control de la enfermedad.

La Wolbachia es una bacteria intracelular que se encuentra en el 70% de los insectos del mundo y según los impulsores del proyecto no existen evidencias de riesgo para la salud o para el medio ambiente.

El plan consiste en liberar de forma programada mosquitos con Wolbachia que al reproducirse en la naturaleza con mosquitos locales pasan la bacteria de madre a hijo a través de los huevos. Con ello, se espera que con el paso del tiempo la mayor parte de la población local de mosquitos tenga Wolbachia y sea incapaz de transmitir el dengue.

Actualmente, el proyecto se encuentra en su primera fase en Brasil y se lleva a cabo en laboratoriso manteniendo colonias de mosquitos con Wolbachia que son cruzados con el Aedes aegypti de poblaciones brasileñas.

Según datos del gobierno brasileño, entre enero y abril de este año se registraron 286.011 casos de dengue en el país. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre 50 y 100 millones de personas en todo el mundo se infectan de dengue cada año.