Santiago. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no asistirá a una mesa de alto nivel sobre el desarrollo de América Latina y el Caribe prevista para mañana en la sede de la Cepal con la participación de los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet, y Uruguay, José Mujica.

Según informaron fuentes del gobierno brasileño, Rousseff, quien participará hoy en la investidura presidencial de Bachelet, tiene previsto retornar a las 16:30 hora local de hoy (19:30 GMT) a Brasilia.

La presidenta de Brasil sí asistirá, sin embargo, al almuerzo que ofrece Bachelet a las gobernantes y delegaciones oficiales de más de veinte países que asisten al traspaso de mando, que tendrá lugar en la residencia presidencial de Cerro Castillo, en Viña del Mar, a 120 kilómetros al oeste de Santiago.

Según anunció la semana pasada la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), los presidentes de Chile, Brasil y Uruguay iban a participar en un encuentro para reflexionar sobre los desafíos que la región debe afrontar para avanzar hacia un desarrollo más igualitario y sostenible.

Además de los tres mandatarios sudamericanos y de la anfitriona de la reunión, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, a la conferencia asistirían embajadores y representantes de gobiernos de diversos países.

De mantenerse la convocatoria, éste será uno de los primeros actos públicos de Michelle Bachelet después de que hoy asuma la presidencia de Chile para un segundo mandato, tras haber gobernado Chile entre 2006 y 2010.