Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo este sábado que la presente jornada "va a ser un día de emoción, de lágrimas", tras la llegada de la perforadora T-130 hasta el refugio donde se encuentran 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad en una desértica zona del norte de Chile.

"Va a ser un día de emoción, de lágrimas, que van a reflejar la alegría de un pueblo entero, de cómo pudimos rescatar con vida a 33 mineros que están atrapados hace tantos días en la profundidad de la mina", dijo Piñera en alusión a la cercanía del rescate final de los mineros.

"Esto es una clara señal que cuando los chilenos dejamos de lado nuestras legítimas diferencias y nos unimos detrás de una causa noble, somos capaces de grandes cosas", agregó el mandatario.

En ese sentido, el mandatario destacó que "espero que el rescate se produzca durante la próxima semana, si es el martes, miércoles o jueves, no es lo importante, lo importante es rescatarlos con vida y en eso no escatimaremos ningún esfuerzo".

Una crucial perforación finalizó cerca de las 08.00 hora local (1200 GMT) de este sábado un pozo por el que se evacuará a los 32 trabajadores chilenos y uno boliviano atrapados hace más de dos meses en una mina en el norte del país.